Entrevista a Jose Antonio Fortuny, autor de Alehop


“Mirar hacia otro lado creo que es algo bastante típico y comprensible en el ser humano ante aquello que nos da miedo o nos hace pensar”

Jose Antonio Fortuny, autor de Alehop
Jose Antonio Fortuny, autor de Alehop

Jose Antonio Fortuny (Mahón,1972) ha publicado recientemente su segunda novela, Alehop, una estupenda comedia negra protagonizada por dos ancianos que se ven envueltos en una aventura surrealista que tiene como personajes destacados, entre muchos otros, al mánager de un tenebroso circo, al alcalde del pueblo y a un encantador chihuahua.

Hace unas semanas tuve el placer de leer el libro y escribir su reseña y hoy os traigo la entrevista que tan amablemente me ha concedido Jose Antonio. Espero que la disfrutéis.

1.- Una de las cosas que llama la atención al leer Alehop es que no dices el nombre de los ancianos ni del pueblo en el que viven…

Cuando pones el nombre a alguien parece que lo delimitas, que circunscribes el problema a esa persona en concreto. Yo quería romper esto, que la gente entienda que los problemas de los ancianos es algo universal, que a todos tarde o temprano nos va a suceder. Y lo hice también porque quería mostrar las distintas terminologías que usamos para referirnos a algo según nuestros esquemas mentales; así, por ejemplo, los demás se dirigen a la pareja protagonista con adjetivos como viejos, carcamales, etc.

 2.- ¿Es difícil usar el humor, aunque sea tan negro como el que se disfruta en Alehop, para hablar sobre las injusticias que nos rodean?

Es un equilibrio delicado, pero por otro lado, si te sale más o menos bien, creo que es la mejor manera de poder contar cosas que de otro modo a la gente le costaría enfrentarse.

3.- El anciano protagonista de tu libro no se siente en ningún momento como una víctima de las circunstancias, a cada obstáculo que aparece se hace más grande, más osado. ¿Cuánto hay de Jose Antonio Fortuny en él?

Más que víctima, yo creo que el anciano se siente muy confundido por todo lo que va ocurriendo a su alrededor, y las fuerzas que saca son el simple resultado de querer ayudar a su mujer. Yo soy más guerrillero que el anciano, no tan ingenuo, porque conozco mejor cuál es el enemigo. Tengo más experiencia que él.

 4.- Miryam Servet, en su libro “Un Faro sin Mar” nos dice, por boca de uno de sus personajes que “vivimos en un circo de dos pistas: en una se agazapan las bestias y en la otra crecen los enanos” ¿En cual de ellas podríamos situar a los personajes de tu libro? 

Bonita reflexión, no la conocía. Quizá en mi libro estos personajes están mezclados, aquel que va de cordero resulta ser un lobo, y viceversa.

 5.- En tu blog Asistente Personal Menorca denuncias la falta de asistentes personales para ayudar a personas dependientes. Esto es justamente lo que quiere el anciano protagonista de tu novela, alguien que asista a su esposa. ¿Se ha conseguido poner en marcha esta iniciativa?

Esto sí que daría para varios libros. Soy miembro del FORO DE VIDA INDEPENDIENTE Y DIVERTAD, un colectivo de hombres y mujeres a nivel nacional que luchan para defender los derechos de las personas que necesitamos apoyos para las tareas básicas de la vida diaria. Entre otras cosas, reivindicamos la figura del asistente personal, aquella persona que te ayuda a poder hacer todo aquello que uno no puede por sí mismo, desde vestirte hasta acompañarte a pasear. No queremos que nos encierren en residencias, como ocurre actualmente, queremos vivir en comunidad como todo el mundo. Desgraciadamente estamos muy lejos de conseguir algo mínimamente digno, como ya tienen en otros países. Las ayudas de la ley de dependencia para este efecto son irrisorias.

6.- Varias de las novelas actuales como “Juegos del Hambre” y la propia “Alehop” aluden al “Pan y Circo” de Juvenal para elevar una acusación contra aquellos que nos dan mucho espectáculo y pocas soluciones a los problemas reales. ¿Qué podemos hacer los ciudadanos para luchar contra esto? ¿Es la revolución social la única salida?

Sí, cuanto más lo pienso, más me doy cuenta de que la revolución social es la única salida. Echarse a la calle, protestar con los medios que cada uno tenga a su alcance. Así es como lo han hecho otras minorías a lo largo de la historia. Ningún país, por rico que sea, ha regalado nada. Pero aquí estamos muy acostumbrados a que nos echen las migajas y encima tener que dar las gracias, y encima, por razones evidentes, el colectivo de las personas con discapacidad es más difícil de movilizar, por lo que soy un poco escéptico de que esto se puede llevar a cabo. No estamos bien organizados.

7.- Has trabajado en Alehop durante cinco años y, sin embargo, los temas que tratas son más actuales que nunca: la corrupción, el abuso de poder, los recortes en materia social…Da la sensación que durante años hemos estado ciegos a lo que pasaba a nuestro alrededor y sólo ahora, que afecta a más gente, somos conscientes de ello, ¿es la técnica de mirar hacia otro lado un deporte nacional?

Yo escribí Alehop en la época de vacas gordas porque a mí lo que me ha tocado vivir como minoría ha sido un poco eso: nunca había dinero para nosotros, para cosas básicas y elementales, pero sí que lo había para grandes fastos. Así que es algo que llevo bien metido en la piel. Ahora se ha dado el caso de que ha surgido la crisis y esos recortes han afectado a más gente, y como tú dices parece que ahora son conscientes de eso, pero sólo porque afecta a más capas sociales. Mirar hacia otro lado creo que es algo bastante típico y comprensible en el ser humano ante aquello que nos da miedo o nos hace pensar.

8.- ¿Pondrías a algún político en la jaula de los leones?

Aún soy de aquellos que piensan que no todos son iguales, que no se puede generalizar… De todas maneras, a mí lo que más me preocupa no es tanto cómo pueda ser el político, sino cómo hacerlo para presionar entre todos y conseguir los objetivos que nos hallamos propuesto, como tener una vida digna. Si hay que plantarse cada día delante de su puerta, se hace, y al final el político acabará claudicando. Tenemos que hacerles ver a los políticos que ellos están a nuestro servicio, y no al revés.

9.- Como autor, ¿qué te gustaría que cambiase en el mundo editorial? ¿Qué sobra y qué falta en el mundo del libro?

He publicado dos libros y creo que me falta más experiencia para conocer con más detalle el mundo editorial. Lo que veo es que se publica tanto, y todo transcurre tan rápido, que muchas veces libros buenos apenas se llegan a conocer, y esto debe ser bastante frustrante. No sé cuál podría ser la solución, ya que obviamente cada autor que escribe quiere ver publicado su libro.

10.- Y, por último, si tuvieras que trabajar dentro de un circo ¿qué empleo te gustaría desempeñar?

Creo que el circo de la vida me encajonado en un papel que puede guardar unas similitudes con el anciano protagonista, al que todo mundo aplaude y da palmadas en la espalda. Aunque fuera sólo en la ficción, me gustaría por una vez coger el látigo… ya verías cuántos tendrían que empezar a correr.

Desde aquí quiero agradecer a Jose Antonio que haya respondido a estas preguntas y desearle que su libro tenga muchísimo éxito. Además, os invito a leer su interesante artículo sobre la película Intocable, que deja ver la gran calidad literaria y humana de Jose Antonio.

Os recomiendo encarecidamente la lectura de Alehop y si queréis adquirirlo, podeis hacerlo en Amazon, a través de la página de Alehop, donde os ahorráis los gastos de envío, podeis pedirlo en vuestra libreria habitual o podeis buscarlo en la librería más cercana a vuestro domicilio en la web de su distribuidora.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s